¿Qué comer para mantenernos sanos?

728px-eat-healthy-and-exercise-step-3-version-2

Garantizar una vida sana pasa fundamentalmente por dos cosas: realizar ejercicios y comer sanamente.

La importancia de ingerir alimentos nutritivos es que estos no solo satisfacen nuestro apetito, sino que además nos suministran la energía necesaria para realizar las actividades diarias y mantienen nuestro organismo en las condiciones adecuadas.

Por ello es necesario tener una alimentación equilibrada, sana y ajustada a los requerimientos de cada uno según la edad, hábitos y circunstancias. Los alimentos no solo sirven para mantener una buena salud, sino que también son responsables en la prevención y en la cura de enfermedades. Alimentarse no es simplemente saciar el hambre, es brindarle a nuestro organismo los elementos que lo harán más fuerte o más débil. La decisión está en nosotros.

Alimentos para consumo constante

Existen alimentos que debemos incluir en nuestra dieta diaria para mantener nuestro organismo saludable:

  • Agua. Recordemos que la mayor parte de nuestro organismo está compuesto por este vital líquido (insistimos en lo de vital). Por ello, siempre es preferible el consumo de agua en lugar de los dañinos refrescos o bebidas endulzadas. El agua no solo sirve para quitarnos la sensación de sed (que indica una leve deshidratación) sino que además ayuda a liberar sustancias dañinas de nuestro cuerpo, regula la temperatura corporal y sirve de transporte para los nutrientes.
  • Cereales y granos. Este tipo de alimentos proporciona a nuestro cuerpo hierro, fibra y vitaminas, siendo los principales aportadores de energía para realizar nuestras actividades sin degenerar en cansancio o fatiga. Se recomienda que se consuma 1 o 2 raciones al día. Entre estos alimentos encontramos el arroz, los frijoles y el maíz.
  • Hortalizas y frutas. Son ideales para favorecer las funciones de nuestro intestino ayudando a limpiar nuestro organismo y previniendo enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial o cáncer de colon. Se recomienda el consumo diario de cinco porciones. Entre estos alimentos está la remolacha, la naranja, la banana, tomate, brócoli, melón y patilla. En el caso de las frutas lo más recomendable es consumirla fresca y no en jugos para aprovechar todos sus nutrientes.
  • Pescado. Consumir este tipo de carne es más recomendable que el consumo de otro tipo de carnes. Los pescados son fuente de grasas saludables que aportan importante nutrientes al cuerpo como el calcio y el yodo y además tiene un efecto positivo en el corazón.

Algunos alimentos y sus beneficios

La lechuga: ayuda a evitar el estreñimiento y mantener un sano tránsito intestinal, además de aportar calcio para tener huesos fuertes. Dado que posee lactucina (que actúa como un sedante) la lechuga ayuda en el buen dormir.

La avena: Es uno de los cereales que pueden consumirse diariamente para el mejoramiento de la salud. Dado su rico contenido en fibra es ideal para calmar el apetito y disminuir los niveles de colesterol. Al igual que la lechuga tiene un suave efecto sedante debido al contenido de avenina.

Nuez: Son ideales para tener en la cartera y acudir a ellas en momento de ansiedad o apetito. Este fruto contiene omega 3 que ayuda a reducir el colesterol y previene las enfermedades cardiovasculares, además de ayudar en las funciones del cerebro para sus tareas de concentración y memoria. Por si fuera poco, aporta una gran cantidad de energía.

Brócoli: Este es otro de los alimentos de múltiples beneficios para nuestra salud y además para la belleza de la piel. Bien sea consumido crudo o al vapor es beneficioso para el fortalecimiento de los huesos e incluso para evitar enfermedades oculares degenerativas tal como cataratas.